Sacramento de la Eucaristía

La Eucaristía es el sacramento en el cual bajo las especies de pan y vino, Jesucristo se halla verdadera, real y substancialmente presente, con su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad. La Eucaristía es el sacrificio mismo del Cuerpo y de la Sangre del Señor Jesús, que Él instituyó para perpetuar en los siglos, hasta su segunda venida, el sacrificio de la Cruz, confiando así a la Iglesia el memorial de su Muerte y Resurrección. Es signo de unidad, vínculo de caridad y banquete pascual, en el que se recibe a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la vida eterna.

Preguntas frecuentes acerca de este sacramento:

- Que los padres o tutores se acerquen a la Oficina parroquial llevando presentando el certificado de nacimiento y de bautismo de su hijo.

- Que los niños ya tengan 7 años o sepan leer y escribir (otra situación, conversar con el párroco).

- Que los padres o tutores estén dispuestos a acompañar a sus hijos en la preparación catequética durante su duración (2 años): encuentros semanales (entre marzo y las primera semana de diciembre) y en la participación de la Santa Misa dominical.

- Si los niños no están bautizados, recibirán este sacramento antes de culminar el primer año. Con la debida anticipación han de escoger su respectivo padrino y/o madrina.

- Su primera Confesión: Esta se realizará antes del término del primer año.

- La fecha la Primera Comunión: El niño recibirá por primera vez la Eucaristía el domingo anterior al 8 de diciembre o en otra fecha a acordar con el párroco.